Historia de Éxito Ninfa Nava

Mi historia de éxito con Isagenix

Mi nombre es Ninfa Nava, tengo 47 años de edad y actualmente estoy viviendo mi 6to Reto IsaBody.

ninfa

Encontrar ¿mi porqué? Es justamente lo que me ha llevado a vivir esta experiencia maravillosa y que ha cambiado mi vida. Ahora que tengo un motivo, un porqué, mi mundo va tornándose a un sentido que me impulsa a seguir y me siento capaz de cumplir mis sueños.

¡Cómo logré ser la Gran Ganadora del Reto IsaBody 2017!

Quiero compartir esta fabulosa etapa de mi vida, como fue que me llegue a sentir renovada y gozando de buena salud. ¡Simplemente es un sueño hecho realidad!

Hace un año mi vida era gris, llena de malestares y mucha tristeza tenía una depresión terrible, pedía tanto que existiera algo que me ayudara a complementar mi nutrición y me permitiera poder llevar un estilo de vida saludable para alcanzar mis metas personales.

Era una persona con muy mal humor y con 101 kilos encima y una flacidez que me impedía caminar, sentía como mi cuerpo temblaba a cada paso y tenía la impresión de ser observada todo el tiempo. Era increíble el daño que me generaba, perdí por completo mi autoestima, no me gustaba como vivía mi día a día, vivir por vivir y tenía que levantarme sin un propósito. Poco a poco me di cuenta que “yo” no me amaba y si no me amaba “yo” como decía amar a los demás.

No veía lo que yo estaba haciendo mal, culpaba a todos los demás, les hacía mucho daño porque era un mal ejemplo. Cuando vives con alguien negativo, contagias a los demás, a los que tanto amas y eso duele mucho, no sabes cómo cambiar, me volví loca; llegas al mismo lugar sin encontrar una salida, sentía coraje con la vida misma.

De pronto Isagenix llego a mi vida y le dio ese algo que me había cansado de buscar, estoy feliz de haber conocido Isagenix y agradezco a mi hermana Eulalia Nava de haberme invitado y haber compartido conmigo la existencia de Isagenix.

He tenido una transformación increíble, pero en lo personal los cambios en mi interior es lo que cuenta, el sentirme bien me llena de energía no tiene precio. Sin embargo, no fue fácil el camino porque tuve que hacer muchos esfuerzos para poder comprar mis sistemas y para comprar lo que tenía que comer, realmente tendrían que haber visto cómo se puede hacer milagros con tan poco.

Hoy me encanta que la gente me diga que estoy haciendo y sobre todo me encanta compartirlo con toda la confianza del mundo, el haber recuperado mi autoestima me hace saber que es lo que quiero y me encanta sentirme bien, verme mejor, pensar en positivo. Cada día voy venciendo muchos obstáculos, me gusta lo que he descubierto de mí y lo que todavía puedo lograr, estoy súper sorprendida de todos los cambios que he ido adquiriendo tanto físicamente, mentalmente y por supuesto espiritualmente, porque cuando pierdes la fe en todo. ¡Pierdes todo!

Me encantó el primer evento al que fui, recuerdo que no quería ir y asistí porque me regalo la entrada mi hermana. Simplemente asistí con la intención de estar a lo mucho 1 hora y sin darme cuenta después dije otro ratito y termine avisando que quedaría hasta que acabara.

Me gustaría compartir que Héctor Meza fue mi inspiración, me emocioné mucho cuando subió al escenario y vi su transformación, me quede con la boca abierta y me propuse transformar mi vida, en ese evento pensé, el día que yo esté haya arriba voy a ser la Gran Ganadora.

“Si alguien me hubiera dicho hace un año que me vería como estoy ahora, simplemente no lo hubiera creído”

He agregado rutinas de diferentes ejercicios a mi día a día, han sido como la cereza en el pastel, porque me siento increíble al ver los resultados que he obtenido, es una adrenalina padre ver que cada día puedo hacer más ejercicios diferentes por ejemplo abdominales, brincar, correr, subir escaleras. ¡Ejercicios que simplemente antes no podía hacer!

Ahora aprovecho cada momento de mis actividades para llenarme de energía y ganando hábitos que al adherirse a mi rutina diaria me ayudaron a vencer tentaciones y me permite ser constante. Me gusta esta etapa de preocuparme y ocuparme de mi persona, duermo como hace muchos años no lo hacía, mi piel esta estupenda, tan tersa y limpia, me siento como cuando tenía 20 años.

Ya me gusta ver lo que veo en el espejo, me fascina verme más joven, tengo buen semblante y ahora vivo con esa chispa que se llama amor, creo firmemente que hay un porqué despertar todos los días y es tan simple, porque nacemos para ser felices y ahora solo quiero amar y ser amada y es tan sencillo sentirte bien.

“Ahora puedo decir con mucho gusto y emoción. ¡Te amo Ninfa!

Mi testimonio va contagiando a más y más gente, simplemente se siente y se vive la increíble experiencia. Un testimonio de vida es lo que soy y la maravilla es que Isagenix me hace sentir que lo puedo todo, puedo generar cada día una mejor versión de mi existir, mi cuerpo, mi organismo y mi salud. Aún tengo sueños visualizados para realizar y sigo en proceso, pero lo encontré en el lugar y momento perfecto porque ahora soy producto del producto.

“Puedo asegurar que esto me da frutos y que Isagenix llegó a mi vida en el momento exacto”

Soy Ninfa Nava y soy 100% Isagenix